México Biodiverso

517

“La naturaleza tiene la clave de nuestras satisfacciones estéticas, intelectuales, cognitivas y aun espirituales”.

Edward O. Wilson

En la terminal de autobuses de la ciudad de Puebla, pude observar, mucha gente de idiomas y fisiología muy distintos, con tonalidades de piel desde los colores oscuros hasta los muy claros, muchos extranjeros, pero por supuestos más nacionales, movilizándonos hacia distintas partes de nuestro hermoso país, con destinos hacia; el norte, sur y centro del país, todo con el interés de conocer y disfrutar del gran panorama biológico que ofrece México, otros de regreso a casa por el temporal vacacional y algunos otros para visitar a la familia.

Una de las lectoras, a quien le agradezco por tomarse el tiempo para leer, la revista electrónica raza cósmica, me sugirió, que dejara un poquito a los artrópodos y escribiera acerca de mamíferos especialmente los mexicanos. Ella trabaja con grupos en paseos ecoturísticos, y comenta que las personas conocen muy poco de los mamíferos mexicanos y se dejan llevar por estas series televisivas que muestran la impresionante fauna de África (los famosos zafarís), Australia, etc. Y es necesario mostrar la abundante biodiversidad Mexicana. Y,  por ello,  nuestro país se encuentra entre los 17 países mega-diversos, consideré que antes de empezar a platicarles de los mamíferos primero tenemos que saber ¿Por qué México es tan biodiverso?

La Diversidad de especies: el panorama mundial

La Diversidad biológica de México es legendaria. Desde tiempos prehispánicos la abundancia de especies y ecosistemas ha sido motivo de asombro. El Barón Alexander Von Humbolt consideró a este territorio agreste como un paraíso biológico. Sin embargo, esa característica peculiar fue accesible solo para especialistas hasta hace pocas décadas, cuando el estudio y la conservación pasaron hacer temas de enorme relevancia a nivel mundial (Wilson y Feer, 1988). A los países que mantienen altas concentraciones de especies se les ha llamado mega-diversos este reconocimiento de su elevada diversidad ha propiciado un fuerte impulso de su importancia a nivel mundial (Mittemeier et al., 1997)

Además de su gran riqueza de especies, México se distingue por su porcentaje de especies endémicas (es decir que son exclusivas del país). ¿A qué se debe la riqueza de especies y la alta concentración de especies endémicas en México?

La dinámica histórica geológica de México, relacionada en parte con su posición geográfica, es considerada uno de los factores más relevantes para explicar su alta diversidad biológica. Por un lado, México es el único país continental en el mundo dentro de cuyas fronteras se encuentran la totalidad de los límites entre dos grandes regiones biogeográficas; en este caso, la Neoártica y la Neotropical (Figura 2).

Estas regiones se interdigitan alrededor de los 24 grados de latitud norte, abarca acerca del 60 y 40% del territorio por cada región, respectivamente, con una zona de transición  de tamaño variable en su región intermedia (Fa y Morales, 1993; Goldman y Moore, 1946).

Figura 2. Límites entre las dos regiones Biogeográficas Neártica (gris) y Neotropical (Verde).

¿Qué es la biodiversidad?

La biodiversidad o diversidad biológica es la variedad de la vida. Este reciente concepto incluye varios niveles de la organización biológica. Abarca a la diversidad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven en un espacio determinado, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes (CONABIO, 1998).

 

Plantas

Las plantas son organismos autótrofos, es decir, sintetizan su propio alimento, utilizando la energía del sol, el agua y los nutrientes del suelo. Mediante el proceso de la fotosíntesis transforman la energía solar en energía química y la almacenan en los azucares (carbohidratos).

Las células de las plantas se caracterizan por su pared de celulosa y por los cloroplastos, organelos celulares que contienen clorofila, el pigmento verde que lleva a cabo la fotosíntesis. La producción de energía química por las plantas sostiene a la gran mayoría de los organismos en el planeta. Las plantas con sistemas de conducción desarrollados se conocen como plantas vasculares.

Las plantas se han dividido tradicionalmente en varios grupos: algas, musgos (briofitas), helechos (pteridofitas), y plantas con semilla: cícadas, ginkos, pinos (los tres grupos se consideran gimnospermas). Las plantas con flores (angiospermas) incluyen dos grandes grupos: pastos y palmeras (monocotiledóneas) y magnolias y margaritas (dicotiledóneas).

Figura 3. Variedad de plantas.

Animales

Los animales son organismos heterótrofos, es decir, requieren de otros organismos para obtener su alimento. Son organismos multicelulares y eucariontes (sus células tienen núcleo). Su forma y tamaño son muy variados, algunos animales coloniales como las esponjas y corales asemejan plantas.

Los animales han sido tradicionalmente divididos en invertebrados y vertebrados. Los invertebrados incluyen desde las esponjas hasta los insectos, pasando por varios grupos de lombrices, mientras que los vertebrados incluyen a los peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

La diversidad de animales de México es una de las mayores en el mundo. Actualmente, se han descrito en México alrededor de 73,000 especies animales. En el mundo se han descrito más de un millón de especies animales, pero se estima que la diversidad es mucho mayor.

Figura 4. Animales

 

Hongos

Los hongos son organismos que tienen células con núcleo (eucariontes) y que requieren de otros seres vivos para obtener su alimento (son heterótrofos). Sus células poseen una pared gruesa de un compuesto (polisacárido) llamado quitina, el cual les provee rigidez y resistencia. La quitina también es el principal constituyente del exoesqueleto de los artrópodos. La mayoría de los hongos son pluricelulares y sus cuerpos están constituidos por filamentos tubulares microscópicos, denominados hifas, que se ramifican y entrecruzan. Un conjunto de hifas se conoce como  micelio. Lo que vemos sobre la superficie con diversas formas y a veces con “sombrerito” y que también llamamos hongos son los órganos reproductivos de uno de los grupos.

Para alimentarse, los hongos primero descomponen su alimento en pequeñas moléculas que después absorben a través de las membranas de sus células. La mayoría se alimentan de materia orgánica muerta (saprobios), otros son parásitos y algunos son depredadores.

Durante la reproducción sexual o asexual, los hongos producen esporas que permiten su dispersión hacia nuevos lugares o les ayudan a sobrevivir en condiciones adversas, como la deshidratación o la congelación. También pueden desarrollarse a partir de cualquier fragmento de micelio, por pequeño que sea, aunque esto no ocurre frecuentemente.

Los hongos son esenciales en el reciclamiento de nutrientes en todos los hábitats terrestres; contribuyen a regular las poblaciones de las plantas, animales e insectos que parasitan; y forman asociaciones con otros organismos, como son los líquenes y las micorrizas.

Figura 5. Hongos

 Microorganismos

Son seres vivos invisibles al ojo humano. Pueden ser parte de distintas clases, abarcado hongos, bacterias, algas, etc. Puede decirse que algunos de ellos son los primeros seres vivos en aparecer sobre la faz de la tierra y hay algunas teorías que incluso estipulan el origen de la vida fuera de ésta, con microorganismos provenientes del exterior de la misma. Este tipo de formas de vida en general se componen de una sola célula, aunque también existen organismos con más de una. El conocimiento de los microrganismos se vio impulsado en buena medida por la intención de contrarrestar enfermedades e infecciones.

Existe controversia en si los virus deben incorporarse dentro de esta categoría. En efecto, difícilmente puedan considerarse formas de vida como todas las demás. Los virus solo son cadenas de ADN que requieren introducirse en otra célula a efectos de reproducirse. Son incapaces de esta función como también de la posibilidad de nutrirse o crecer.

¿Algunos microorganismos pueden tolerar circunstancias ambientales extremas? En efecto, existen casos que evidencian una gran tolerancia al calor o al frio. Para ilustrar esta circunstancia, existen datos de bacterias que podrían desarrollarse en planetas como Marte. Y, si consideramos la propia historia de la Tierra se comprobará que las condiciones primigenias fueron muy distintas de las actuales. En este ambiente desolador se desarrolló el primer microorganismo y de este primer ejemplar derivó toda la vida que podemos observar en el planeta. Con el paso del tiempo la misma vida existente cambiaría las condiciones ambientales, como por ejemplo a la atmósfera (cuya composición rica en oxígeno se debe a organismos autótrofos).

Para ejemplificar esta gran variedad de microorganismos basta señalar algunas de las características que poseen. Así, existen aquellos que requieren oxígeno para vivir, mientras que para otros este gas es letal; algunos consumen otros organismos, mientras que también existen los que producen su propio alimento; algunos generan oxígeno, mientras que otros generan azufre. Todas estas características dan cuenta de que el mundo que se esconde a nuestros ojos es extremadamente amplio y que todavía queda mucho que investigar al respecto (Smallwood y Green, 2000).

Figura 6. Microorganismos.

 

CONTINUARÁ...

Bibliografía

  1. Gerardo Ceballos y Gisselle Oliva. 2004, Los Mamíferos Silvestres de México, Fondo de la Cultura Económica, México, D.F.
  2. 1998. La diversidad biológica de México: Estudio de país. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. México, D.F.
  3. Smallwood y Green. 2000, Biología, Publicaciones Culturales, México.
COMPARTIR
Artículo anteriorBreves de Escepticismo No. 2: Los enemigos que combatimos
Licenciada en Biología, por la Universidad de Guadalajara. Disfruta de la naturaleza. Actualmente se ha interesado por aspectos ambientales, sobre todo lo que implique la conservación de especies en peligro de extinción (en particular la tortuga marina). Ya que considera que la "Tierra no es herencia de nuestros padres, si no un préstamo a nuestros hijos" por lo tanto es nuestra responsabilidad cuidarla.