Ortografía, ¿Importa?

57

 

En la era de los mini teclados y redes sociales. Los errores ortográficos son inevitables, pero ¿realmente tienen importancia?

Para los líderes empresariales y empresarios, la respuesta es Sí. La comunicación escrita debe ser clara para ser efectiva, de lo contrario el mensaje es diluido y en el peor de los casos se pierde la credibilidad del emisor. 

Todos cometemos errores de vez en cuando. Es natural pasar por una curva de aprendizaje que usamos para mejorarnos a nosotros mismos. Estos errores no son la excepción. Suceden a menudo, y si la escritura forma una gran parte de tu vida, ya sea por trabajo o por puro entretenimiento, puede ser un tema agotador que podría evitarse cuando se le señala repetidamente. 

Algunas personas se complacen en notarlas y mencionarlas al culpable. En el momento en que esto puede ser muy molesto. Pero en realidad estos errores  siempre importan, y los que informan a los autores y editores de este mundo que han cometido errores que necesitan rectificación están llevando a cabo un gran servicio.

La habilidad de la humanidad para comunicarse puede ser la única cosa que nos separa de otros animales. Claro, muchas especies se comunican, pero ninguna ha desarrollado lenguajes que puedan ser aprendidos y enseñados para permitir el libre intercambio de ideas e historias.

Los idiomas continúan evolucionando, con nuevas palabras que se agregan constantemente, y las palabras viejas que se adaptan en deletreo y uso. Este ha sido el caso para las generaciones y seguirá siendo el caso para muchas más generaciones por venir. 

Sin embargo, el lenguaje está siendo algo corrompido por las nuevas tecnologías, como la Internet, el correo electrónico y los mensajes de texto etc. que tienen un profundo efecto en cómo nosotros como una especie se comunican con la palabra escrita. La cuál es una tendencia preocupante.

La primera razón es el alcance que tienen para crear malentendidos. Una o dos letras fuera de lugar pueden marcar la diferencia. Corrector ortográfico automático muchas veces es la fuente de muchos errores.

La segunda razón por la que los errores ortográficos siempre importan es que al permitirles que sigan desapareciendo en sitios web o redes sociales, y en correos electrónicos o mensajes de texto, nosotros, como especie, estamos perdiendo importancia. Estamos dejando que los errores se mantengan, negándose a arreglarlos incluso cuando se nos dice que existen. Esto fomenta la idea en las mentes colectivas que este tipo de errores son inofensivos.

¿Qué puede hacer para minimizar estos errores?

Leer en voz alta. Tómate un minuto para leer su borrador en voz alta, lo que ayudará a capturar cualquier palabra que no debería estar allí o cualquiera que debería. La forma en que se comunica el mensaje es tan fuerte como el contenido real. Independientemente de las tendencias de la tecnología y los horarios ocupados, unos pocos segundos adicionales pueden reforzar una gran marca personal, el profesionalismo y la comunicación clara.