Mujer y ciencia, excelente combinación

109

En nuestro país con un origen en donde el género masculino es el preponderante, que por décadas el machismo era y en ocasiones sigue siendo una idea que surgir al decir México, las profesiones también fueron distribuidas de acuerdo al género. La tendencia indicaba que aquellas actividades que requieren de mayor esfuerzo, ya sea físico o inclusive mental, correspondían al género masculino. Sin embargo, la situación a cambiado y es gratificante ser producto del cambio.

El 11 de febrero se celebró a nivel mundial el día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia, lo cual fue establecido en la Asamblea General de las Naciones Unidas del 2015, al considerarse fundamental la participación de este género en el cumplimiento de objetivos de Desarrollo Sostenible en la agenda 2030.

El incremento de la participación de las mujeres en la ciencia es algo que ha destacado en las últimas décadas, de acuerdo con el CONACyT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) existen más de siete mil mujeres que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores, aproximándose la cifra al 50 % de los integrantes. La participación de las mujeres es evidente aún en disciplinas que se consideraban para hombres, como la física, la matemática y las ingenierías.

¿Y por qué este incremento de la participación de las mujeres en la ciencia? Especialistas del tema, indican que es resultado de la evolución humana, en donde las habilidades que se adquieren y desarrollan no dependen del género, ya que ambos pueden destacar en cualquier ámbito y ya no existe una diferencia marcada entre las actividades que corresponden a hombres y mujeres. Ha quedado claro que en la sociedad moderna que el cambio de roles es posible.

Aunque no es muy común hablar al respecto, existen varios avances tecnológicos que surgen de la creatividad e ingenio de las mujeres. Entre los cuales se puede mencionar que Augusta Ada Lovelace inventó la programación informática, Virginia Apgar inventó un test para evaluar a los recién nacidos para reducir la mortalidad infantil, Valentina Tereshkova fue la primer mujer en ir al espacio, Vera Rubin presentó la primera evidencia de la materia oscura, Tu Youyou a través de la medicina ancestral china presentó una cura de la malaria que permitió salvar muchas vidas, Françoise Barré descubrió el VIH, Marie Curie con sus estudios de radiación ganó dos premios Nobel, sin duda grandes pilares de la ciencia en temas muy variados. Pero no solo se trata de aquellas que fueron pioneras en la ciencia, en noviembre de apenas el año pasado una joven inventó unas tiras que detectan enfermedades vaginales al pegarse en la ropa y sin lugar a duda aún quedan muchos avances con las que las mujeres contribuirán al desarrollo de la sociedad.

En diciembre de 2012, se formó la Red Mexicana de Ciencia, Tecnología y Género (red mexciteg.org) con la finalidad de intercambia de experiencias entre mujeres profesionistas y estudiantes de posgrado con la intención de estimular el intercambio de experiencias, realizar un análisis con perspectiva de género a la ciencia y la tecnología, además de promover la integración de niñas y jóvenes en la ciencia a través de diferentes actividades.

Algo que no se puede dejar de lado es que la ciencia y la tecnología avanza a pasos agigantados, que las futuras científicas están transitando por los pasillos de las escuelas, en las bibliotecas, en las plazas o comerciales o jugando en el patio de la casa. El ingenio y la creatividad se forma desde muy temprana edad y contribuir con la promoción del desarrollo y aplicación del mismo es una tarea ardua que no es tema de género, pero que sin lugar a duda es importante propiciar y apoyar entre las mujeres.
La situación de la sociedad actual requiere de la participación de todos para que la ciencia se refleje en todos los ámbitos en el país. La perspectiva de genero ha tenido mucho éxito en los últimos años, hacer hincapié en que cualquiera puede desarrollar todo tipo de actividades teniendo como única limitante las habilidades propias de cada individuo es sin embargo, lo que debe tener mayor importancia.
COMPARTIR
Artículo anteriorLady Einstein
Artículo siguienteUna mirada a Finlandia. Segunda parte.
Es Ingeniera Química, con posgrado en el área de la Biotecnología Industrial, sus líneas de desarrollo son la Ingeniería Genética, la bioinformática y la biocatálisis. Disfruta la docencia en las áreas de la ingeniería química y la ingeniería de alimentos y biotecnología.